Siempre vendo, nunca compro

Un rato por la calle Corrientes. Cinco figus, dos pantalones Adidas y las oportunidades en el Once. Un libro y un recital.

Read →